/* */

10/6/14

Homenaje a Lorna Wing

El pasado día 6 de Junio falleció Lorna Wing, en su residencia de Sussex (Reino Unido), a la edad de 86 años de edad a causa de una neumonía. Con su muerte se pierde una gran figura que marcó un antes y un después en los Trastornos del Espectro del Autismo.
Lorna Wing nació el 7 de octubre de 1928 en el Reino Unido. Licenciada en medicina y psiquiatría, no fue hasta que su hija Susie empezó a manifestar los primeros signos del autismo cuando inició un camino que la llevaría a marcar diversos hitos en el mundo del autismo. Según sus propias palabras en una entrevista concedida al periódico inglés The Guardian en mayo de 2011, fue en un viaje en tren en el que compartió asiento con otra madre que viajaba con su bebé, cuando se dio cuenta realmente que algo raro le sucedía a su hija. Mientras veía como el otro bebé señalaba cosas y esperaba la atención de su madre, según sus propias palabras afirmó: “Un escalofrío se apoderó de mí y me quedé muy preocupada“.
Lorna Wing fue una de las fundadoras de la National Autistic Society (NAS) británica en 1962, siendo la NAS una de las primeras asociaciones de familias del mundo.
A raíz del diagnóstico de su propia hija, Lorna Wing inició un proceso de investigación que la llevó a traducir al inglés el trabajo de Hans Asperger, convirtiéndose en todo un referente a nivel mundial. De hecho, hay un antes y un después en el trabajo de Asperger precisamente por la labor de difusión de Lorna. En un trabajo realizado junto a Judith Gould en 1979 realizan la primera definición “moderna” del autismo, definiéndolo como “un continuo más que como una categoría diagnóstica, como un conjunto de síntomas que se puede asociar a distintos trastornos y niveles intelectuales, que en un 75% se acompaña de retraso mental, que hay otros cuadros con retraso del desarrollo, no autistas, que presentan sintomatología autista”.
También fue la autora de la famosa “Triada de Wing”, proponiendo los aspectos básicos para la definición diagnóstica del autismo:
  • Ÿ                        Trastorno de la reciprocidad social
  • Ÿ                        Trastorno de la comunicación verbal y no verbal
  • Ÿ                        Ausencia de capacidad simbólica y conducta imaginativa.
Con posterioridad añadió los patrones repetitivos de actividad e intereses restringidos como otro de los aspectos fundamentales a considerar en el proceso diagnóstico.
Fue autora de más de 12 libros y numerosos artículos sobre el autismo y el síndrome de Asperger. Quizá, uno de los de mayor relevancia sea “Asperger’s Syndrome: a Clinical Account”, publicado en 1981 y en el que introdujo el término Síndrome de Asperger. Más tarde, en 1999 diseñó junto a Ehlers y Gillberg el Autism Spectrum Screening Questionnaire (ASSQ).
Uno de los aspectos más relevantes del trabajo de Lorna Wing es posiblemente la definición del amplio espectro del trastorno, siendo ella la que incluyó el alto funcionamiento dentro del espectro.
Tras la muerte de su hija Susie en el año 2005, Lorna Wing redujo su actividad, pero siguió estando involucrada en la revisión realizada del DSM 5, siendo ella una de las personas que apoyó firmemente la definición única de los Trastornos del Espectro del Autismo. Lorna Wing entendía era muy complejo trazar determinados límites: según ella misma dijo en la entrevista a The Guardian (2011), “Siento que es más seguro el uso del espectro del autismo, ya que se basa en la única cosa constante: problemas con el instinto social. Debemos mantener las descripciones de los diferentes grupos, pero menos rígidas. Tenemos que ver a cada niño como un individuo; para ayudarles tenemos que entender todas sus habilidades particulares, dificultades, conductas y emociones.
Lorna Wing ha dejado un inmenso legado y también un gran vacío, pero sobre todo, demostró que en el Autismo aún no está todo dicho, y que el cambio debe formar parte de nuestra forma de entender a las personas con Trastornos del Espectro del Autismo.
¡Muchas gracias Lorna!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada